Primer alimento para tu bebé

Primer alimento para tu bebé

Aquí encontrarás algunos consejos sobre lactancia materna y qué esperar en los primeros días después de que nazca el bebé. ¿Por qué el calostro es tan importante? ¿Con qué frecuencia debes alimentar a tu bebé?

Si tú y tu bebé estáis bien, se te animará a que amamantes lo antes posible, ya que su reflejo de succión es más fuerte después del nacimiento. Si pones a tu bebé directamente sobre el pecho después del nacimiento, facilitarás que tu útero se contraiga y que se acelere el alumbramiento de la placenta. Pero no te preocupes si tu bebé no se agarra de inmediato; el contacto piel con piel ayudará a regular su temperatura corporal y su respiración, y estimulará tu leche.

Calostro – El alimento perfecto para el recién nacido
Tu cuerpo habrá comenzado a producir calostro durante el embarazo. Esta primera leche es de un color que va de limón pálido a marrón claro y contiene aproximadamente tres veces más proteínas que la leche humana madura, así como anticuerpos, vitaminas y minerales. De hecho, el calostro contiene más de 60 componentes, de los cuales 30 son exclusivos de la leche humana. El calostro ayuda a tu bebé a producir sus primeras heces para excretar el meconio (las sustancias ingeridas mientras se encuentra en el útero) y reviste su estómago e intestinos para defenderse mejor contra las bacterias y los virus. Al principio se produce en cantidades muy pequeñas, que aumentan gradualmente a medida que el bebé succiona más, puesto que los bebés recién nacidos tienen el estómago del tamaño de una canica. Durante el primer día, el alimento promedio que toma tu bebé es de alrededor una cucharadita. Algunas madres se extraen, durante el último trimestre del embarazo, un poco de calostro en jeringa para congelarlo y así enfrentar mejor posibles dificultades de lactancia en el nacimiento.

¿Con qué frecuencia debo alimentar a mi recién nacido?
Algunos bebés tienen sueño durante los primeros días y deben ser despertados para alimentarlos por lo menos cada tres horas. Es perfectamente normal que un bebé recién nacido pierda un poco de peso después de nacer; en promedio, un bebé perderá el 7% de su peso durante la primera semana de vida, pero, en general, recuperará el peso en o antes de las dos semanas de su nacimiento.

¿Cuándo me bajará la leche?
La expulsión de la placenta desencadena la segunda etapa de la lactancia, y tu leche terminará de bajar completamente entre los 3 y 5 días del nacimiento. El estómago de tu bebé crecerá para adaptarse a cantidades más grandes, por lo que al principio deberá alimentarse con más frecuencia: entre 8 y 12 veces en un período de 24 horas. A medida que crezca, las tomas se irán espaciando.