perlas clinicas lactancia materna

Perlas clínicas III

Higiene respiratoria. Inmunoglobulina A Secretora (IgA). La lactancia y el humor de la madre. Apoyar las relaciones estrechas y afectivas. Cómo apoyar la salud mental perinatal.

Te presentamos la tercera entrega de perlas clínicas de Lansinoh sobre distintos aspectos de la leche materna. Descárgatelas para poderlas imprimir y tener en tu consulta.

Higiene respiratoria

Cómo proteger al bebé de la infección

La lactancia materna mejora las posibilidades de que los bebés estén saludables y libre de infecciones, al proteger contra una amplia variedad de enfermedades, incluidas las infecciones respiratorias.

  • Aconsejar a las madres que lleven una mascarilla, que les cubra la nariz y la boca, durante el contacto con el bebé. Si se humedece, deshacerse de ella inmediatamente y cambiarla por una nueva
  • Recordar a las madres el descanso, y comer y beber de forma regular para ayudar a la recuperación
  • Comprobar si la madre estornuda o tose, para separarla del bebé
  • Lavar y desinfectar de forma rutinaria y a fondo las superficies de la casa
  • Alimentar al bebé de forma responsable en una posición cómoda y sostenida y con acceso a bebida y alimentos
  • Lavarse las manos antes y después del contacto con el bebé, con agua y jabón durante al menos 20 segundos, o utilizar un gel de manos a base de alcohol con un contenido superior al 60% si no se tiene acceso para lavarse las manos. No es necesario que la madre se lave el pecho antes de amamantar, a menos que haya tosido directamente sobre él.

Descárgate la perla clínica Higiene respiratoria

Inmunoglobulina A Secretora (IgA)

Inmunidad pasiva con la Lactancia Materna

Calostro e IgA: Protege al bebé, pues recubre su nariz, garganta y sistema digestivo
Un anticuerpo (o inmunoglobina) es una proteína producida por el sistema inmunitario. Existen 5 clases; IgA , IgG, IgM,IgD y IgE. La IgA supone el 80-90% del total de inmunoglobinas de la leche humana.

¿Sabías que…?

  • Un bebé con lactancia materna exclusiva recibe 0.5-1 g de Inmunoglobulina IgA a diario
  • Un adulto de 60 kg produce alrededor de 2.5 g Inmunoglobulina IgA a diario

El primer sistema de defensa de un bebé lo proporcionan los anticuerpos IgA secretores para protegerlo contra los gérmenes, las enfermedades y otros males.

Los anticuerpos IgA protegen contra los gérmenes que entran en las mucosas (boca, garganta, intestinos), y neutralizan los patógenos

La IgA depende de la dosis. Cuanta más leche materna recibe el bebé, más protección tendrá

Si la mamá está expuesta a virus y bacterias, produce anticuerpos adicionales que se transmiten a través de la leche materna. El calostro tiene grandes cantidades de IgA

La IgA tiene un papel en la prevención de las infecciones microbianas en los bebés amamantados. Las investigaciones sugieren que sigue siendo alta 7.5 meses después del parto

Las investigaciones sugieren que se ha detectado IgA en la leche materna en madres con COVID-19

Descárgate la perla clínica Inmunoglobulina A Secretora (IgA)

La lactancia y el humor de la madre

La lactancia puede mejorar la salud mental de las madres

  • Aproximadamente 1 de cada 5 mujeres sufrirán de problemas mentales perinatales durante el embarazo y el primer año después del parto
  • Dos tercios de las depresiones perinatales empiezan antes del nacimiento
  • Las enfermedades mentales son una de las principales causas subyacentes evitables de muerte relacionada con el embarazo

Entre las afecciones se encuentran la depresión prenatal postnatal, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático, la psicosis postparto, el trastorno bipolar y el TOC

Descárgate la perla clínica La lactancia y el humor de la madre

Apoyar las relaciones estrechas y afectivas

Beneficios para la Mamá y el Bebé

La lactancia materna favorece el vínculo entre la madre y el bebé, lo que repercute positivamente en el bienestar emocional. Esto es especialmente relevante en momentos de incertidumbre, que pueden ser estresantes y preocupantes.

Tips para tranquilizar a las madres

  • La leche materna contiene propiedades que ayudan a destruir los patógenos dañinos y a reforzar el sistema inmunitario del bebé
  • La protección depende de la dosis – cuanto más tiempo esté el bebé con lactancia materna exclusiva, mejor será su protección contra las infecciones respiratorias.
  • Si la madre se siente demasiado mal para dar el pecho hay alternativas seguras disponibles.
    – La extracción de la leche materna hasta que se encuentre bien para amamantar
    – Explicar que la extracción favorece el suministro de leche y evita el dolor y la congestión
    de los pechos y los conductos obstruidos
  • Ofrecer a las madres apoyo para relactar una vez que estén bien y hacerles saber que es posible volver a amamantar si lo desean. Fomentar las tomas frecuentes, el masaje de los pechos y la extracción cuando estén preparadas.
  • El contacto piel con piel ayuda a las madres a establecer un vínculo con los bebés. Animarlas a aprender las señales de alimentación de los bebés.
  • Amamantar y el contacto piel con piel son oportunidades ideales para que las madres hagan una pausa y experimenten la calma mientras cuidan de su bebé, sobre todo cuando el mundo que las rodea pueda estar alterado.

Descárgate la perla clínica Apoyar las relaciones estrechas y afectivas

Cómo apoyar la salud mental perinatal

  • Crear un espacio tranquilo para hablar
  • Hacer preguntas y recoger información sobre los síntomas
  • Escuchar aumenta la confianza de la madre
  • Conocer opciones de tratamiento
  • Preparar a las mujeres emocionalmente
  • Desarrollar estrategias juntos
La empatía es muy importante ya que la madre puede sentir un gran alivio por el simple hecho de tener la oportunidad de hablar de sus pensamientos y sentimientos con un profesional atento

Crear un espacio neutral y seguro para un debate abierto

Desarrollar estrategias útiles para aliviar el estrés y la ansiedad
(p.e. compañero/padre/amigo de apoyo que cuide al bebé para que la madre pueda tener algo de tiempo para ella)

Conocer los tratamientos farmacológicos y no farmacológicos
Proporcionar un espacio seguro y acogedor para hablar del autocuidado: nutrición, ejercicio, sueño y descanso, grupos de apoyo, asesoramiento y abordar cualquier preocupación sobre la medicación.

Preparar a las mujeres para el espectro emocional del embarazo y el posparto
Explicar cómo los cambios hormonales pueden influir en la forma en que una madre puede sentir y reaccionar ante las situaciones, influenciando sus emociones. Proporcionar ese “espacio seguro” para decir “está bien, no está bien”.

Hacer preguntas específicas para comprender las emociones que pueda sentir la madre
“¿Qué sentimientos experimentas?” “¿Cómo está tu apetito/sueño/niveles de energía?” “¿Eres capaz de encontrar placer en las cosas?” “¿Cómo llevas lo de tener un nuevo bebé?”

Escuchar anima a la madre a hablar y aumenta su confianza
Las historias importan, ser escuchado importa. Ser accesible supone un alivio emocional para la madre

Descárgate la perla clínica Cómo apoyar la salud mental perinatal