Cambio de pañales ¿qué esperar?

Cambio de pañales ¿qué esperar?

¿Cómo cambiar un pañal?
Los bebés necesitan frecuentes cambios de pañal, si bien el número de cambios que precisan depende de la sensibilidad de su piel.
Algunos bebés tienen una piel muy delicada y necesitan cambiarse tan pronto como se mojan; de lo contrario, su piel se irrita y enrojece.
Otros bebés pueden esperar a cambiarse hasta antes o después de cada toma.
Todos los bebés han de cambiarse lo antes posible cuando han hecho caca (heces) para prevenir la erupción del pañal. Los bebés pequeños necesitan cambiarse entre 10 y 12 veces al día, mientras que los bebés mayores deben cambiarse entre 6 y 8 veces por lo menos.

¿Qué necesitas?
Antes de cambiar el pañal al bebé, lávate las manos y reúne todo lo que necesita, incluyendo:
– Un cambiador o toalla
– Una toallita de algodón y un recipiente con agua tibia, o bien toallitas desechables para bebé sin alcohol ni aromas
– Una bolsa de plástico o cubo para el pañal y las toallitas sucias
– Crema para proteger la piel de tu bebé
– Un pañal limpio
– Ropa limpia

¿Dónde cambiar un pañal?
El mejor lugar para cambiar un pañal es sobre un cambiador o una toalla en un lugar del que no pueda caerse por sí mismo. Si puedes, es mejor que te sientes para que no te lastimes la espalda.
Si estás utilizando un cambiador, vigila al bebé en todo momento. No confíes en correas para mantener seguro al bebé. Nunca te alejes ni le des la espalda.
Los bebés mayores pueden tratar de escabullirse mientras los estás cambiando. Puedes darles un juguete o usar un móvil para distraerlos.

¿Cómo cambiar un pañal?
Con independencia de si solo se ha mojado o ha hecho caca, es igual de importante limpiar a tu bebé por completo.
Si el pañal del bebé está sucio, usa el propio pañal para limpiar la mayor parte de los excrementos.
Después, utiliza una toallita de algodón y el agua tibia (o toallitas húmedas para bebés) para eliminar el resto y dejar a tu bebé perfectamente limpio.
Limpia toda la zona del pañal de manera suave pero completa y asegúrate de limpiar todos los pliegues de la piel.
Si el ambiente es cálido, deja un rato al bebé recostado en el cambiador sin pañal. Usar pañal todo el tiempo facilita las erupciones.
Si estás usando pañales desechables, ten cuidado de no mojar o dejar crema en las pestañas adhesivas, ya que no se pegarían bien.
Habla con tu bebé mientras lo cambias. Hacer muecas, sonreír y reír con tu bebé le ayudará a fortalecer su vínculo y contribuirá a su desarrollo.
Trata de no mostrar ningún disgusto por lo que hay en el pañal. No quieres que tu bebé aprenda que hacer caca es algo desagradable o negativo.

¿Cómo deben ser las heces de mi bebé?
La primera caca de tu bebé se llama meconio. Es pegajosa y de color negro verdoso.
Algunos bebés pueden hacer este tipo de caca durante o después del nacimiento, y en algún momento durante las primeras 48 horas.
Después de unos días, la caca cambiará a un color amarillo o mostaza. La caca de los bebés amamantados es líquida y no huele, mientras que la de los bebés alimentados con fórmula es más firme, marrón oscura y maloliente.
Algunas fórmulas infantiles también pueden hacer que la caca del bebé sea de color verde oscuro. Si cambias de la lactancia materna a la alimentación con fórmula, verás que las heces de tu bebé se vuelven más oscuras y pegajosas.